Tonto fantasma

Dentro de la tipica depresion post-exito, si a eso le queres llamar exito.. Ponele. Cuando el objetivo se cumple. El verdadero deseo, eso que de verdad siempre deseaste, y que tanto gustas soñar, vuelve a surgir.
De lo profundo del corazon. Vuelve a surgir..

Pero su efecto es realmente devastador. Algo tan grande trae consigo consecuencias incomprensibles. Como un iman consigue convertir cada error, por mas minimo que sea, en una daga que a toda velocidad es atraida a ese fragil corazon.
Por favor, si conoces bien esa sensacion. Un iman para esas dagas que sin descanso acosan hasta que por fin, esa proteccion, esa fria y seca actitud, frio y seco metal que cede ante la presion y deja ver una cicatriz en su superficie. La sangre brota de la fina herida. Tibia, espesa y llena de rencor.
Rencor? Si, hacia ti mismo que la habias encerrado tiempo atras supuestamente para protejerla, haciendole al mismo tiempo daño. Convirtiendola en el aceite que mantiene la carne de conserva.

Ah, tu corazon es una lata de conserva.. Que gracioso.

Ahora ese liquido quiere escapar, y al hacerlo mancha su proteccion. Extendiendose por toda su superficie. Oscureciendo y desgastandolo hasta convertirlo en una lata oxidada.

Entonces.. El proximo ataque, la proxima daga...


_
La noche es el medio por el cual, con la practica adecuada, podemos sentarnos a tomar un cafe con esos fantasmas que nos persiguieron durante el dia. Discutir hasta altas horas de la noche, discernir, sonreir.. Aprovechar el momento.
Porque sabras, mañana ya no seran tan buenos amigos.