Luna

En la noche, de la tierra humeda brotan los rayos de la luna. Iluminan un sendero soñado plagado de momentos inolvidables rodeado de cerca por sueños y deseos que alimentan nuestro amor. En el aire, que de a poco se torna calido y lleno de frescura, flotan todas las promesas que nos hemos hecho.

Sale el sol...
Sus rayos cortan mi piel, ardiente y feroz. Con ira. Trata de impedir nuestro destino, destino tal vez artificial ya que fue nuestra la desicion. Asi aguardo en las sombras a que el abrasante calor deponga su ataque, hasta que la noche y mi guia vuelvan a develar tu escondite.

Mi guia, sonrie..
La luna, mi guia..
Sonrie.

Sonrie.