Eras.. Quien eras?

Es la vida, siempre se vuelve al origen.

Así fue como sin pensarlo estaba caminando entre niños cuyas caras desconocía buscando algo de dinero, y lo conseguí.. Como siempre.
Me retiraba pero debía esperar a que los infantes salgan cuando veo pasar una niña que me llama la atención; rubia, carita perfecta y unos ojos celestes que decían mas palabras de las que ella conocía.

En ese instante mi cabeza comenzó a girar en busca de la persona que la viene a buscar, no tardamos mucho en cruzar nuestras miradas.

Como siempre, con las personas que apreciaba de aquella época, nos dijimos mas con esa mirada que al hablar para luego en 20 metros y a paso de tortuga contarnos interminables historias basadas en lo que supimos vivir.
Para darnos cuenta al fin, que la calle se bifurca.. Nuevamente.

Tomamos distintos caminos sin la esperanza de volver a cruzarnos mientras unos infantes terribles corren a nuestro alrededor en una loca carrera por llegar antes al kiosco.

Hemos comprobado así, que uno siempre vuelve al origen.

Dato curioso: No recuerdo tu nombre.