D.ART

No extraño a nadie en particular mas que mi propio recuerdo. Era distinto, era un "artista" sin mas. Pero no extrañar a nadie es contradictorio, ese "artista" que fui se nutría de nombres, de experiencias. No fui mas, jamas, que nadie.

...

No extraño mas que mi propio recuerdo. A veces encuentro borradores que escribi sin demasiada claridad, como el parrafo anterior, y entiendo lo que me quise decir.

Senti en un gran amigo cierta angustia y frustracion que solo me animaba a demostrar en este blog.
Al mismo tiempo use sus palabras, sus experiencias, para darme cuenta de que ya no hay flashes en mi historia. Dichoso flash eterno de petalos blancos.

Flash eterno de pétalos blancos,
Un campo de tulipanes asediado.
La luz de los tormentos en el cielo...
Y el ultimo abrazo jamas dado.

Eso dolió.

Sin embargo dicho recuerdo es una sonrisa. Es un buen momento. Es un recuerdo que me permite apreciar una historia de principio a final. Es un recuerdo que puedo disfrutar en mi corazon.

Y fue la ultima vez que sucedió.

Perdi mi estandarte. Mi inspiracion es falsa. Mi interes esporadico.
Atras quedó el artista.

Varela

[ ... ]

Y sin serlo, lo eterno sideral desliza tu nariz sobre mi mejilla.

Me atravesó ese suspiro al dormir. Ese destello de entrega al caer.
Puedo saborear el aroma de tu cabello sobre mi. Tu suave vendaval.

Regresaras...

Una noche preciada por mi alma.
Aceptando tu voluntad con premura, sin calma.


Dueños del silencio, del tiempo. Disolvió energía, nuestra electricidad es vida.
No hay soledad. Solo un deseo ubicuo sobre tu sexo y sonrisa.

Estandarte.

Perseguiré los rastros de este afán.
La senda de tu perfume.

No sin sangre

No existiría tal rechazo, tal negación, tal amargura, si no fuera por esa pequeña, y sin embargo, infame falta de respeto. Como la noche puede volverse tan triste en base a una pequeña palabra, un desliz.. Que se convierte en lágrima. Que se convierte en llanto. Que se convierte en dolor. Que se convierte en frustración. Tristeza. Bronca. Ira. Rechazo.

Y sin mas esfuerzo que un "lo lamento" -sincero- amanece, y ese amanecer nos encuentra abrazados, unidos. La calidez de nuestro sol nos indica que este es el camino, la única forma. Esta es la manera. Tropezar, entender, aprender; juntos.

Los errores que podamos cometer son nuestros, son nuestro tesoro. La forma en que los dejamos atrás, nuestro compromiso con el futuro.