Tal vez nunca quise...

Odio cuando no tengo por donde empezar...

Cuando todo es tan profundo que las palabras no pueden alcanzarte,
Y te caes en silencio.
Y lloras, golpeas, gritas en silencio.

Y morís en silencio.

Quieres abrazarme y el rojo.. Me cubre...
Tu alma en mis venas.


...

Ciertamente...
No me diste tiempo de odiarte.