Desvariable

Tienes la llave del soñador,
Su fe te pertenece.
Y aquel poder que supo crecer..
Hoy se desvanece.
Despierta, no es tu conciencia.
Somos viajeros de la oscuridad.
Abierta esta la puerta,
El miedo no teme cruzar.

La noche despierta secretos,
Que un día nos ahogaran.
Tus manos sobre mi pecho,
Penetran mi corazón.
La tierra, tan negra y tan seca,
Absorbe mi sangre al caer.
Y juzgas los restos de un sueño.
Mi sueño de estar junto a ti...

Volveré a soñar en blanco y negro, para que la lluvia esconda mi llanto y el frió mi dolor.