Mas nada queda de mi

No fue amor, fue luz.
Cada palabra que me regalaste la guarde en mi corazon.
Y sin temor vuelvo a soñar..
Mil utopias escondidas en tu altar.

Quiero tenerte y que el tiempo no exista.
Un instante de olvidar nuestras vidas,
En aquel entonces, hace mil eternidades unidas.
Y solo confesar mis intenciones,
Envuelve en rosas los corazones.

Te amo, te protejo, te entrego mi vida y mis secretos.