Alumbra

Escalofrios...

- Pues a mi me pareces bastante pendeja, estas desalineada y sos engreída. Un poco estúpida. Con aires de grandeza. Vivís con la mirada perdida y sos incapaz de prestar atención. Desinteresada, arrogante y falsa.

Debo admitir que fue una primera impresion bastante desagradable.

- Podemos tener una cita?

Solo una pregunta y esos ojos se abrieron lo suficiente para darme cuenta que eran mucho más que hermosos.
Como ocurre en cada universo, había mucho mas dentro de su alma que lo que podría haber siquiera imaginado.

Claro, no ves mas allá de lo que conoces.

No vi en tu interior, ya no hago esas cosas. Por supuesto que no intenté adentrarme en tu corazon. No intenté encontrar el punto debil de tu espiritu. No quise tomar ventaja de tu desconcierto. Mucho menos respirar a traves de tus suspiros.

Mas bien, si quise.. Pero no fue necesario.
Pude sentirte a metros. Pude sentir lo mismo que vos. Pude vernos solos en la nada como tantas veces fingí ante espiritus ancestrales que no merecen ser recordados. Y porque? Es que el destino quiso, nuevamente, sorprenderme? Es que simplemente nunca voy a crecer? Es tan estúpido este niño?

Será cuestión de creer o ser diestros con magia y electricidad.

No te amo, no huyas.
Pero a través de tus ojos pareces bastante interesante. De verdad.

Y aún no tuvimos esa cita.