Fotofobia (Externo, 4)

Años después finalmente amanece...

Sus brazos temblaban y no dejaba de mirarlo, me quedé atónita al sentir sus almas nuevamente en sicronía. Le cedió su campera y ella se recosto sobre su pecho, sonriendo, balbuceando cosas que jamas nos contaran.

Él sonrió y nos miró, nos echó.

Me asusta la paz que emanan esas almas, estan poniendo un punto final y creando nuevos sueños, haciéndose de la historia. Mientras tanto el viento cubre esos ardientes ojos rojos con el oscuro cabello de su niña mimada.

Giro y te veo, te envidio. Los ves atenta. Los estas escuchando. Los estas sintiendo. Una lagrima recorre tu mejilla y humedece esa hermosa sonrisa que tanto tiempo me negaste.

- Que sucede, amor?

Pero sin contestar me tomas firmemente del brazo y me llevas lejos, entre el viento y el frio, y mientras el sol amanece sobre su conexion bautizando un nuevo comienzo.

Manteniendo las marcas que cada gota de amor, dolor y decepcion dejaron sobre sus corazones. Hoy no existe la ilusion, solo dos almas que saben lo que quieren escuchar, pero mucho mas saben de quién lo quieren escuchar.

Sé que no se necesitan. Lo unico que los mantiene felices es saber que estan ahi para entregarse en cada momento. Es que acaso asi es el amor?
Volteas hacia mi secandote la felicidad de la cara..

- No creo que sea amor, entre ellos hay algo mucho mas grande.