Hablemos de Ana

Ana, ante todo, es buena mina.

Ana es dolor, es frustracion. Es inocencia. Nunca se siente mal, porque Ana no siente. Ana es hipocrita. Incoherente. Ana esta confundida. Ana no duerme. Se droga. Se pasa. No entiende. Ana desconfia, pero se rinde ante la mas minima muestra de afecto. Ana te sigue en la calle toda mojada. Está exitada. Te mira enamorada. Ana te vuelve a drogar. Ana te olvida. Ana te espera. Ana te ansía. Ana sabe de vos, y se vuelve a ilusionar.

Ana es todo lo malo en este mundo.

Quizá su unico merito es ser ella misma.
Y, dentro de todo, Ana es buena mina.