Pausa. Rebobinar. Reproducir.

Desperté, miré a mi alrededor y algo mareada intente reponerme. Inmediatamente comprendí, he sido una estúpida. He cometido errores que no existen a mi edad. He sido una pendeja.

Me arrastro al baño, intento vomitar sin exito. De que vale? Todas esas drogas ya estan en mi organismo, si estoy intentando vomitar simplemente significa que no voy a morir. Voy a continuar y sumar un nuevo fracaso a mi curriculum.. "Intento" de suicidio.

Vuelvo a llorar. Me rindo. Silencio.

...

Ese estúpido celular no deja de sonar, me levanto rápido y me golpeo la cabeza con el lavamanos. Insulto.
Atiendo, es ella, insiste en que debo contestar inmediatamente. Insulto.
Se ofende. Dice que soy solo una pendeja. Hay muchas cosas en esta conversacion que estoy harta de revivir y aun asi me presto a la misma discusión. Le digo la verdad, ya no quiero estar con ella. Insulto.

No recibo respuesta.

-Pe.. Pero porq#

Estalla mi ventana, suelto el celular e inmediatamente me escondo en el baño. Escucho como todo se derrumba alrededor y por mas que busque respuestas solo puedo pensar en que no debo estar aqui.
Pero no debo esperar milagros, debo actuar. Hecho. Golpeo el espejo y tomo los restos mas grandes que encuento, salto hacia afuera dispuesta a matar.

Nada. El departamento vacio. Las luces apagadas. 2 ultimas pastillas sobre la almohada. En mis manos sangre y desesperacion, en el teléfono ella espera por mi, por otra discusion. En la computadora mi novela de ficción tiene a la protagonista siendo acechada por mercenarios que buscan informacion.

Jamás sabré de que informacion dispongo. Jamas lo terminaré.

Sin pastillas en la almohada, entiendo que su efecto no es mas que paranoia.
Lo mas prudente sera dejarme caer.
Y muy buenas noches, amor.